Archivos Mensuales: noviembre 2012

Ser para los demás

Estándar

¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?
Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.

Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: ‘a mí no me ha derrotado nadie’.
Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla. Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular.

El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo. ‘¡La leyenda, la leyenda!’

Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.

Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz.

Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata.

No puedo cambiar.
No ha sido una decisión fácil pero sí meditada.
No se hable de debilidad o valentía.

El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano.

Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.

Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así.

En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta.

En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.

Un abrazo a todos

René Favaloro

Lo que acaban de escuchar QQHH, es un fragmento de una carta del Dr. René Favarolo, uno de los más afamados y prestigiosos cardiólogos de nuestro tiempo, entre sus logros está el realizar el primer Bypass de la historia de la medicina, lo cual le dio fama internacional entre la comunidad médica.

Reconocido internacionalmente, fue un Quijote que luchaba incansable por dar salud en su país Argentina, dar salud y no lucrar, ayudar a quien lo necesite, por la simple satisfacción de hacerlo, y por el cumplimiento de su juramento hipocrático. Teniendo fama y fortuna en Estados Unidos, retornó a sui país para crear la fundación Favarolo  uno de los centros más importantes de cardiología del mundo, sin ánimo de lucro. Operando a los que más lo necesitaban, y enseñando sin egoísmos lo que sabía. Incluso se creó posteriormente la universidad Favarolo.

Ayudar al prójimo sin esperar nada a cambio, un ideal masónico, que cumplió sin ser un iniciado, un masón sin mandil en el más estricto sentido de la palabra. Un arquetipo de la honestidad personal y del servicio impersonal. Favarolo dio todo por cumplir con estos principios, pero solamente recibió rechazo y sabotajes de sus colegas, porque interfería con la corrupta estructura del negocio médico y de los  grandes laboratorios. Sin embargo siguió luchando incansable. Hasta que por fin el Quijote fue derrotado por el Molino.

QQHH A espejo de Favarolo, un masón debe ser un guerrero incansable contra la corrupción y el interés personal, darse a los demás incondicionalmente, entendiendo que  uno es el todo. De que sirve enorgullecernos de nuestro poder y recursos, y crecer en nuestras vanidades, si dejamos de lado al hermano más humilde.  Jesús dice: Por cuanto lo que hiciste con el más pequeño de mis hermanos, conmigo lo hiciste.

QQHH ¿Como se mide el valor de una persona?, ¿por lo que tiene?, ¿por lo que sabe?, ¿por lo que aparenta?. El valor de una persona está en el servicio que haga a los demás, en su utilidad para el mundo. De que sirve el más rico rey dueño del mundo, si solo vive para el, y no representa nada para los demás. Teresa de Calcuta decía. “Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido

De que nos sirve hacer la carrera de mandiles, memorizar el significado de mil símbolos y rituales, hablar de las huérfanas y viudas, de lo espirituales e iluminados que somos en el mundo, o de enorgullecernos de nuestras lujosas fiestas, si olvidamos lo más importante, nuestra razón de ser: No somos nada sin el hermano, que incluso es uno de nuestros principios “El Socorro mutuo”.

Esta ayuda no solamente debemos proyectarla entre nosotros, no debemos encerrarnos en nuestros laboratorios buscando la piedra filosofal y el oro alquímico, sino por el contrario salir a la sociedad a la que nos debemos, y darle parte de nuestras bendiciones. Que hermoso sería a semejanza de otros talleres,  sin ir más lejos en Santa Cruz de la Sierra, ayudar a los niños necesitados gestionando ayuda médica con operaciones en el exterior, o darles educación construyendo escuelas. Ahí está nuestro verdadero oro y semilla de crecimiento personal.

QQHH este no es un sermón ni tampoco quiero extenderme demasiado, solo quise hacer un homenaje a la ilustre persona del Dr. René Favarolo, un ejemplo para nosotros masones, un ejemplo como ser humano. La última distinción otorgada a su persona fue  el año 2010,  en la cual la Fundación Internacional de Jóvenes Líderes lo proclamo “Referente de la Humanidad”.

QQHH antes de terminar ,me olvidaba contarles el final de la historia, luego de escribir esta carta, el Quijote solitario, la leyenda en cardiología, el Dr. René Favarolo se quitó la vida de un disparo al corazón. Abrumado y vencido por su lucha solitaria. QQHH luchemos infatigables, unámonos no seamos Quijotes solitarios, seamos un ejercito unido de hermandad sin distinción, si bien se dice que uno es la diferencia, todos somos la fuerza y luz para cambiar este mundo.